Pasos de Conversión a la Fe Católica Tradicional para los no católicos y los que han dejado la Nueva Misa; cómo recibir el bautismo; la Profesión de Fe del Concilio de Trento

 

31 de Enero de 2014
Comentarios

www.vaticanocatolico.com

Pasos de Conversión y el Bautismo

EL CONTENIDO DE ESTA PÁGINA:

Los pasos de conversión a la fe católica tradicional

La profesión de fe para los conversos del Concilio de Trento

Los pasos de conversión para los que están dejando la Nueva Misa

Las formas del bautismo católico para los no bautizados y del bautismo condicional con su explicación

En realidad son muy simples los pasos que uno debe tomar para convertirse a la fe católica tradicional, si bien será un poco diferente dependiendo de si haya recibido o no el bautismo. Por favor consulte este artículo atentamente.

Pasos de Conversión y el Bautismo

Si no ha recibido el bautismo, los pasos de conversión a la fe católica tradicional son los siguientes:

1) Aprender y creer el catecismo básico (es decir, las enseñanzas fundamentales) de la fe católica romana tradicional.  (Recomendamos el Catecismo del Padre Ripalda que puede descargar el PDF haciendo clic en el enlace). Debe comenzar inmediatamente a rezar el Santo Rosario todos los días, si es posible con sus 15 misterios. Si no sabe cómo hacerlo, consulte este PDF que muestra Cómo rezar el Santo Rosario.

2) Mantenga la fe pura e íntegra, creyendo en todos los dogmas tradicionales de la Iglesia y sosteniendo las correctas posiciones católicas en contra de la secta del Vaticano II (que demostramos en detalle en nuestros escritos y videos, etc.), incluyendo, por ejemplo, creer firmemente en el dogma fuera de la Iglesia católica no hay absolutamente ninguna salvación (sin excepción), creer en la Santísima Trinidad, en la Encarnación, en el papado, en la infalibilidad papal, creer en la necesidad del bautismo de agua, en la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo con su Cuerpo, Sangre, Alma, y Divinidad en la Sagrada Eucaristía, etc.

3) Después que haya aprendido el catecismo básico (que no lleva mucho tiempo) y tenga la convicción de creer en todas las enseñanzas tradicionales de la Iglesia Católica, entonces ya puede recibir el bautismo. No hay motivo alguno en demorar este acto (véase Hechos 8, 36-37) si usted ya ha cumplido con el primer y segundo paso. Normalmente, el bautismo es conferido por un sacerdote católico en su iglesia católica local. Sin embargo, como estamos viviendo la Gran Apostasía y casi en ninguna parte se encuentra un sacerdote verdaderamente católico y tradicional, probablemente tendrá que recurrir a un laico para que le administre el bautismo. El Concilio de Florencia (ver abajo) declaró que cualquiera puede administrar válidamente el bautismo. Por lo tanto, si usted tiene un amigo verdaderamente católico, él lo puede bautizar; en caso de que no lo tenga, pero tiene algún pariente o amigo no católico que pueda bautizarlo de un modo fiable con la intención adecuada, entonces esa persona puede administrarle válidamente el bautismo usando la forma indicada más abajo. La confesión no es necesaria para los que nunca han recibido el bautismo antes, porque, con el bautismo se borran tanto el pecado original y todos los pecados actuales cometidos desde la edad del uso de razón. No obstante, después del bautismo, uno debe formarse el hábito de confesarse por lo menos una vez al mes con un sacerdote tradicional que haya sido ordenado en el rito tradicional de ordenación. Y si usted comete un pecado mortal después del bautismo – esperemos que no ocurra – entonces debe ir a la confesión lo antes posible. Con respecto a lo que debe hacer antes de confesarse, tome en cuenta de las siguientes directrices más abajo.

4) Decir la profesión de fe del Concilio de Trento para los conversos, que se encuentra a continuación. Si perteneció a una secta específica, agregue al final de la profesión que también rechaza a esa secta herética. 

La Profesión de Fe del Concilio de Trento para los Conversos

Para los que ya han recibido el Bautismo, es un poco diferente:

1) Aprender y creer el catecismo básico (es decir, las enseñanzas fundamentales) de la fe católica romana tradicional.  (Recomendamos el Catecismo del Padre Ripalda que puede descargar el PDF haciendo clic en el enlace). Debe comenzar inmediatamente a rezar el Santo Rosario todos los días, si es posible con sus 15 misterios. Si no sabe cómo hacerlo, consulte este PDF que muestra Cómo rezar el Santo Rosario.

2) Mantenga la fe pura e íntegra, creyendo en todos los dogmas tradicionales de la Iglesia y sosteniendo las correctas posiciones católicas en contra de la secta del Vaticano II (que demostramos en detalle en nuestros escritos y videos, etc.), incluyendo, por ejemplo, creer firmemente en el dogma fuera de la Iglesia católica no hay absolutamente ninguna salvación (sin excepción), creer en la Santísima Trinidad, en la Encarnación, en el papado, en la infalibilidad papal, creer en la necesidad del bautismo de agua, en la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo con su Cuerpo, Sangre, Alma, y Divinidad en la Sagrada Eucaristía, etc.

3) Decir la profesión de fe del Concilio de Trento para los conversos, que se encuentra a continuación. Si perteneció a una secta específica, agregue al final de la profesión que también rechaza a esa secta herética. 

4) Después de haber realizado estos tres últimos pasos, debe hacer una confesión general a un sacerdote ordenado en el rito tradicional de ordenación, tomando en cuenta las explicaciones dadas en este artículo llamado: ¿Dónde ir a Misa o confesarse en estos días?  En esta confesión usted debe mencionar todos los pecados mortales que haya cometido después del bautismo, incluyendo mencionar si perteneció a alguna secta o falsa religión o por haber propagado una falsa secta o una falsa religión. Los ‘sacerdotes’ ordenados en el nuevo rito de ordenación son inválidos, por lo que debe confesar nuevamente a un sacerdote válido todo pecado mortal que haya confesado con tales ‘sacerdotes’. También puede contactar al Monasterio para conocer si hay algún sacerdote en su región que pueda oír válidamente su confesión. Un sacerdote del rito católico oriental (no hablamos de los ‘ortodoxos’ cismáticos orientales) puede ser una buena opción para la confesión. Estas iglesias son catalogadas comúnmente en las guías telefónicas como ‘católicos bizantinos’ o ‘católicos ucranianos’ bajo el nombre de ‘iglesias católicas’. Si se confirma que el sacerdote de una de estas iglesias fue ordenado en el rito oriental, entonces por lo menos sería una opción para recibir la confesión ya que dicho sacerdote fue ordenado válidamente en un rito tradicional de ordenación. Sin embargo, como lo explicamos en el citado artículo ¿Dónde ir a Misa?, usted no puede apoyar financieramente a ese sacerdote y a su iglesia, porque por lo general, se encontrará con que ese sacerdote adhiere al Vaticano II y a sus antipapas. Si usted no puede encontrar a ningún otro sacerdote ordenado válidamente para que oiga su confesión, entonces podrá acudir a un sacerdote del novus ordo que haya sido ordenado en el rito tradicional de ordenación (antes del 18 de junio de 1968), con tal de que el sacerdote diga la formula correcta de absolución: “Yo te absuelvo de tus pecados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”. Estos sacerdotes son los de edad avanzada o más ancianos, y normalmente hay más de uno en cada ciudad.

Para los que no están seguros de si su bautismo fue válido, siga estos pasos:

1) Aprender y creer el catecismo básico (es decir, las enseñanzas fundamentales) de la fe católica romana tradicional.  (Recomendamos el Catecismo del Padre Ripalda que puede descargar el PDF haciendo clic en el enlace). Debe comenzar inmediatamente a rezar el Santo Rosario todos los días, si es posible con sus 15 misterios. Si no sabe cómo hacerlo, consulte este PDF que muestra Cómo rezar el Santo Rosario.

2) Mantenga la fe pura e íntegra, creyendo en todos los dogmas tradicionales de la Iglesia y sosteniendo las correctas posiciones católicas en contra de la secta del Vaticano II (que demostramos en detalle en nuestros escritos y videos, etc.), incluyendo, por ejemplo, creer firmemente en el dogma fuera de la Iglesia católica no hay absolutamente ninguna salvación (sin excepción), creer en la Santísima Trinidad, en la Encarnación, en el papado, en la infalibilidad papal, creer en la necesidad del bautismo de agua, en la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo con su Cuerpo, Sangre, Alma, y Divinidad en la Sagrada Eucaristía, etc.

3) Decir la profesión de fe del Concilio de Trento para los conversos, que se encuentra a continuación. Si perteneció a una secta específica, agregue al final de la profesión que también rechaza a esa secta herética. 

4) Busque alguien que le pueda administrar un bautismo condicional usando la formula condicional del bautismo dada más abajo. Si hay cualquier duda de su bautismo, esto deberá ser hecho.

5) Después de su bautismo condicional, debe hacer una confesión general mencionando todos los pecados mortales que haya cometido después de su posiblemente primer bautismo válido.

Pasos de conversión para las personas que están dejando la Nueva Misa

Para la persona que está dejando la Nueva Misa o saliéndose de la falsa Iglesia del Vaticano II, también necesita hacer una confesión (con un sacerdote ordenado válidamente, ver arriba), en la cual debe mencionar que asistió a un servicio no católico y por cuánto tiempo lo hizo. En cuanto al tema de dónde puede hacer esta confesión, consulte este artículo: ¿Dónde ir a Misa o confesarse en estos días?  Si participó en otras actividades de la Nueva Misa (p. ej., fue un ministro laico, se vistió inmodestamente, etc.) o aceptó el falso ecumenismo o negó algún otro dogma, toda estas cosas deben ser mencionadas en la confesión. Los ‘sacerdotes’ ordenados en el nuevo rito de ordenación son inválidos, por lo que debe confesar nuevamente a un sacerdote válido todo pecado mortal que haya confesado con tales ‘sacerdotes’. Esto debe ser hecho antes de recibir la sagrada comunión en una Misa tradicional (si es que hay en su región una aceptable donde pueda asistir). Los que están dejando la Nueva Misa y saliéndose de la falsa Iglesia del Vaticano II deben igualmente hacer esa misma profesión de fe del Concilio de Trento.

Las formas del sacramento del bautismo y del bautismo condicional:

 La forma válida del sacramento del bautismo es la siguiente:

 “Yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”.

Si hay alguna duda sobre la validez de su bautismo, la forma condicional del bautismo es la siguiente:

 “Si estás bautizado, yo no te bautizo otra vez, pero si aún no estás bautizado [vertiendo el agua sobre la cabeza, asegurándose de que toque la piel], yo te bautizo en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”. 

Debido a que ya casi no hay verdaderos sacerdotes católicos en todos los países, el bautismo condicional puede ser administrado por un amigo católico, y luego usted podrá administrar el bautismo a sus propios hijos.

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, Exultate Deo, 1439: “Pero, en caso de necesidad, no sólo puede bautizar el sacerdote o el diácono, sino también un laico y una mujer y hasta un pagano y hereje, con tal de que guarde la forma de la Iglesia y tenga intención de hacer lo que hace la Iglesia”. (Denz. 696)

Para imprimir el artículo completo, puede descargar el archivo en su computadora haciéndole clic abajo en “Descargar…”

[gview file="http://www.vaticanocatolico.com/libros_catolicos/pasos_conversion_bautismo.pdf" save="1"]

Deje su comentario en Pasos de Conversión a la Fe Católica Tradicional para los no católicos y los que han dejado la Nueva Misa; cómo recibir el bautismo; la Profesión de Fe del Concilio de Trento

Los comentarios utiliza la tecnología Disqus

Volver arriba ↑