image_print

vaticanocatolico.com

Ha habido 260 papas válidos en la historia católica, y más de 40 antipapas (es decir, hombres que se hicieron pasar como papas, pero no fueron elegidos verdaderamente). Ha habido más de 200 vacancias papales (períodos sin un papa). Los datos disponibles en este sitio web demostraran que los últimos seis hombres que han afirmado ser Papas – Francisco, Benedicto XVI, Juan Pablo II, Juan Pablo I, Pablo VI y Juan XXIII, que fueron los hombres que introdujeron y promovieron el Concilio Vaticano II – han sido y son antipapas. En nuestro material probamos que ellos son o han sido herejes manifiestos y no verdaderos católicos. En esta sección se defiende la doctrina católica y la enseñanza cristiana de los Papas verdaderos; como también desenmascara a los antipapas heréticos que falsamente se hicieron pasar como líderes de la Iglesia Católica.

Antipapa Francisco celebra Janucá y enciende menorá judíaAntipapa Benedicto XVI recibe el Corán de los musulmanesAntipapa Juan Pablo II en un templo budista
Antipapa Juan Pablo I con la cruz torcidaAntipapa Pablo VI con el efod judíoAntipapa Juan XXIII con un sintoísta en el Vaticano

 La Gran Apostasía y una falsa Iglesia profetizado en el Nuevo Testamento y en la Profecía Católica

Antipapa Francisco

Benedicto XVI (archivo de las Herejías de Benedicto XVI)La exposición más completa de las asombrosas herejías de Benedicto XVI

Juan Pablo II (el hereje manifiesto que decía ser Papa 1978-2005) [sección] – Una presentación más completa de las increíbles herejías de Juan Pablo II

Pablo VI (el hereje manifiesto que decía ser el Papa 1963-1978) [sección] – La exposición más completa de las herejías de Pablo VI, el hombre que introdujo el Vaticano II y la Nueva Misa

Los escándalos y las herejías de Juan XXIII [archivo PDF]

Los escándalos y las herejías de Juan Pablo I [archivo PDF]

Las Respuestas a las Objeciones Más Comunes contra el Sedevacantismo – El sedevacantismo es la posición donde la Cátedra de Pedro está actualmente vacante… En esta sección demuestra que lo que se dice en este sitio web está perfectamente compatible con todas las enseñanzas católicas, los dogmas papales, la indefectibilidad de la Iglesia Católica, la indefectibilidad de la oficina papal, las promesas de Cristo que va estar con su Iglesia, etc.

El Gran Cisma de Occidente (1378-1417) y lo que nos enseña sobre la apostasía post-Vaticano II - Una enorme confusión, múltiples antipapas, antipapas en Roma, un antipapa reconocido por todos los cardenales; el Gran Cisma de Occidente demuestra que es absolutamente posible que exista una línea de antipapas en el corazón de la crisis post-Vaticano II.

Una lista completa de los 42 antipapas en la historia de la Iglesia – En la historia de la Iglesia ha habido 260 papas auténticos, empezando con San Pedro, y 42 antipapas – eso es, los hombres quien reclamaban ser verdaderos papas pero no lo eran.

La Iglesia Católica enseña que si un Papa cae en herejía, pierde el Papado, y que un hereje no puede ser válidamente elegido Papa

San Roberto Belarmino, Cardenal y Doctor de la Iglesia, De Romano Pontifice, II, 30: “Un papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Este es el juicio de todos los primeros Padres, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”.

San Francisco De Sales (17º siglo), Doctor de la Iglesia, La Controversia Católica, pp. 305-306: Ahora, cuando él [el Papa] es explícitamente un hereje, cae ipso facto de su dignidad y fuera de la Iglesia…”,

San Antoninos (1459): “En el caso en que el Papa se convertiría en un hereje, se encontraría, por ese solo hecho y sin ninguna otra sentencia, separado de la Iglesia. Una cabeza separada de un cuerpo no puede, siempre y cuando se mantengan separados, ser la cabeza de la misma entidad de la que fue cortada. Por lo tanto, un Papa que se separó de la Iglesia por la herejía que por ese mismo hecho en sí dejaría de ser la cabeza de la Iglesia. No podría ser un hereje y permanecer el Papa, porque, desde que está fuera de la Iglesia, no puede poseer las llaves de la Iglesia”.

La revolución protestante de la secta del Vaticano II: la Declaración Conjunta sobre la Doctrina de la Justificación del 1999 [archivo PDF]