LAS INCREÍBLES HEREJÍAS DE BENEDICTO XVI EN SU RECIENTE LIBRO LUZ DEL MUNDO

 

Hno. Pedro Dimond, O.S.B.

 

*Esto es de mi continuo estudio de los libros de Benedicto XVI.  Para los que no lo sepan, Benedicto XVI es Joseph Ratzinger. 

 

Luz del Mundo por Benedicto XVI (Ignatius Press, edición inglesa, 2010)

 

Puesto que hay muchas herejías de Benedicto XVI, me he limitado a incluir solamente las herejías más claramente notorias.

 

HEREJÍAS EN EL LIBRO LUZ DEL MUNDO:

 

– BENEDICTO XVI REPITE SU CREENCIA DE QUE LOS “ORTODOXOS” SON PARTE DE LA IGLESIA
– BENEDICTO XVI RESPETA LA DIABÓLICA RELIGIÓN DEL ISLAM
– BENEDICTO XVI DICE QUE LOS SACERDOTES QUE VIVEN CON MUJERES SE PUEDEN CASAR
– BENEDICTO XVI DICE QUE ÉL NO HABRÍA ACEPTADO EN LA IGLESIA A UN NEGADOR DEL “HOLOCAUSTO”
– BENEDICTO XVI DICE QUE ÉL NUNCA ACEPTARÍA EN LA SOCIEDAD POLÍTICA A UN NEGADOR DEL “HOLOCAUSTO”
– BENEDICTO XVI HA RECIBIDO LA “COMUNIÓN” EN LA MANO
– EL PRIMER “ACTO PAPAL” DE BENEDICTO XVI FUE UNA CARTA ENVIADA A LA COMUNIDAD JUDÍA DE ROMA; ÉL DICE QUE LOS JUDÍOS TIENEN UNA “MISIÓN”
– BENEDICTO XVI HABLA DE LA HEREJÍA DE LA EVOLUCIÓN COMO SI FUERA UN HECHO
– BENEDICTO XVI DICE QUE LA HOMOSEXUALIDAD PODRÍA SER CONGÉNITA
– BENEDICTO XVI DICE “COMPRENDER” POR QUÉ LA GENTE RECHAZA A LA IGLESIA CATÓLICA
– BENEDICTO XVI ADMITE QUE LOS COLEGIOS “ CATÓLICOS” DEL V-2 SON UNA BURLA
– BENEDICTO XVI DICE QUE EL VATICANO II CONTIENE NUEVAS DEFINICIONES
– BENEDICTO XVI DICE QUE LA IGLESIA NO OFRECE UN SISTEMA MORAL
– BENEDICTO XVI DICE QUE LA REGULACIÓN NATURAL DE LA NATALIDAD ES UNA FORMA DE VIDA
– BENEDICTO XVI DICE QUE LA ENSEÑANZA [HERÉTICA] DEL VATICANO II SOBRE EL PROTESTANTISMO Y LA “ORTODOXIA” ORIENTAL ES OBLIGATORIA

– BENEDICTO XVI APRUEBA EL USO DE LOS PRESERVATIVOS

 

BENEDICTO XVI REPITE SU CREENCIA DE QUE LOS “ORTODOXOS” SON PARTE DE LA IGLESIA

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 89: “… lo que yo defiendo es la herencia del Segundo Concilio Vaticano y toda la historia de la Iglesia .  El pasaje [del documento Dominus Iesus] significa que las iglesias orientales [es decir las iglesias “ortodoxas”] son genuinas iglesias particulares, aunque no están en comunión con el Papa .  En este sentido, la unidad con el Papa no es constitutiva de la iglesia particular”.

 

Esta es una herejía extremadamente significativa .  Benedicto XVI afirma osadamente lo que él y la secta del Vaticano II han enseñado muchas veces en diferentes formas: que los cismáticos orientales son parte de la Iglesia a pesar de que rechazan el oficio papal .  Él dice que las iglesias “ortodoxas” orientales son iglesias particulares, es decir, verdaderas iglesias locales dentro de la única verdadera Iglesia [universal], aun cuando ellos rechazan la primacía del Papa .  Esta enseñanza herética niega decenas de declaraciones magisteriales, la enseñanza dogmática de la Iglesia, la comprensión del papado desde el comienzo de la Iglesia, la comprensión de la unidad desde el comienzo de la Iglesia, y las definiciones específicas del Concilio Vaticano I .  Esto es muy importante porque socava y destruye cualquier aprovechamiento que los defensores de Benedicto XVI pueden hacer del Vaticano I o del papado .  Benedicto XVI rechaza con esta herejía toda la enseñanza católica sobre el papado – una herejía que ha enseñado en numerosas ocasiones.

 

Papa León XIII, Satis cognitum, # 15, 29 de junio de 1896: “Por donde se ve claramente que los obispos perderían el derecho y el poder de gobernar si se separasen de Pedro o de sus sucesores. Por esta separación se extirpan ellos mismos del fundamento sobre el que debe sustentarse todo el edificio y se colocan fuera del mismo edificio”.

 

Papa Pío IX, Amantissimus, # 3, 8 de abril de 1862: Hay otras, casi incontables, pruebas extraídas de los testigos más confiables que testifican clara y abiertamente con gran fe, exactitud, respeto y obediencia de que todos los que quieren pertenecer a la verdadera y única Iglesia de Cristo deben honrar y obedecer a esta Sede Apostólica y al Romano Pontífice”.

 

Papa Pío IX, Concilio Vaticano I, 1870, sesión 4, cap. 3, ex cathedra: “… todos los fieles de Cristo deben creer que ‘la Santa Sede Apostólica y el Romano Pontífice poseen el primado sobre todo el orbe, y que el mismo Romano Pontífice es sucesor del bienaventurado Pedro, príncipe de los Apóstoles, y verdadero vicario de Jesucristo y cabeza de toda la Iglesia  (…) Enseñamos, por ende, y declaramos, que la Iglesia Romana, por disposición del Señor, posee el principado de potestad sobre todas las otras  (…) Tal es la doctrina de la verdad católica, de la que nadie puede desviarse sin menoscabo de su fe y salvación” (Denz. 1826-1827).


Papa Pelagio II, epístola (2) Dilectionis vestrae, 585: “El que no sustenta esta unidad de la Iglesia, ¿cree que tiene la fe? El que abandona y resiste la cátedra de Pedro, sobre la cual se funda la Iglesia, ¿tiene seguridad de estar en la Iglesia?”.

 

Papa Pío VI, Charitas, # 32, 13 de abril de 1791: “Por último, en una palabra, permanecer cerca de Nos .  Porque nadie puede estar en la Iglesia de Cristo sin estar en unidad con su cabeza visible y fundada sobre la Sede de Pedro”.

 

Papa León XIII, Satis cognitum, # 13, 29 de junio de 1896: “Quien no quiera ser hereje ni sentar plaza de tal no trate de satisfacer a éste ni al otro  (…) Apresúrese a satisfacer en todo a la Sede de Roma”.

 

Papa Pío XI, Mortalium animos, # 11, 6 de enero de 1928: “Ahora bien, en esta única Iglesia de Cristo nadie vive y nadie persevera, que no reconozca y acepte con obediencia la suprema autoridad de Pedro y de sus legítimos sucesores”.

 

Papa Pío XII, Mystici Corporis Christi, # 22, 29 de junio de 1943: Así que, como en la verdadera congregación de los fieles existe un solo Cuerpo, un solo Espíritu, un solo Señor y un solo bautismo, así no puede haber sino una sola fe; y, por lo tanto, quien rehusare oír a la Iglesia, según el mandato del Señor, ha de ser tenido por gentil y publicano.  Por lo cual, los que están separados entre sí por la fe o por la autoridad, no pueden vivir en este único Cuerpo, ni tampoco, por lo tanto, de este su único Espíritu.

 

Papa Pío VII, Diu satis, # 15, 15 de mayo de 1800: “De manera que el rebaño de Cristo debe sentirse seguro y alimentarse alegremente de la comida que les proviene de la voz y autoridad de Pedro; pero a pesar de cualquier belleza y encanto, deben rehuir como de nociva y apestosa plaga, de lo que esta voz les prohíbe.  Y quienes no la obedezcan, ciertamente no serán contados de entre las ovejas de Cristo”.

 

Papa San León Magno: “Es necesario que la Iglesia en todo el mundo esté unida y adherida al centro de la comunión eclesiástica, por lo que todo aquel que se atreva a separarse de la unidad de Pedro debe saber que ya no participa de los divinos misterios”[1].

 

Papa Gregorio XVI, Commissum divinitus, # 11, 17 de mayo de 1835: “Así como el que no recolecta con Cristo tampoco recolecta con el vicario de Cristo sobre la tierra, sino que desparrama .  ¿Cómo puede el que destruye la sagrada autoridad del vicario de Cristo e infringe sus derechos recolectar con él?”.

 

BENEDICTO XVI RESPETA LA DIABÓLICA RELIGIÓN DEL ISLAM

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 98: “Durante mi visita a Turquía, pude demostrar el respeto que tengo por el islam, al cual yo reconozco como una gran realidad religiosa con la que debemos dialogar”.

 

Esto es apostasía.

 

Papa Eugenio IV, Concilio de Basilea, 1434: “… existe la esperanza de que un gran número de la abominable secta de Mahoma será convertido a la fe católica”[2].

 

Papa Calixto III: “Yo prometo (…) exaltar la fe verdadera, y exterminar la secta diabólica de los reprobados e infieles de Mahoma [islam] en el Oriente [3].

 

BENEDICTO XVI DICE QUE LOS SACERDOTES QUE VIVEN CON MUJERES SE PUEDEN CASAR

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 39: “Cuando un sacerdote vive con una mujer, se debe examinar si podrían constituir un buen matrimonio.  Si ese es el caso, ellos deben seguir ese camino”.

 

En otras palabras, el voto de castidad puede ser revocado si él decide que quiere quedarse con la mujer.

 

BENEDICTO XVI DICE QUE ÉL NO HABRÍA ACEPTADO EN LA IGLESIA A UN NEGADOR DEL “HOLOCAUSTO”

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 121: “Pregunta – ¿Habría firmado el decreto que levanta la excomunión [a los obispos de la Fraternidad San Pío X] si hubiese sabido que entre los cuatro obispos había una persona que niega la existencia de las cámaras de gas? Respuesta – No. Si lo hubiese sabido, el primer paso habría sido separar el caso del obispo Williamson de los otros. Desafortunadamente, sin embargo, ninguno de nosotros navegó por internet para averiguar con qué tipo de persona estábamos tratando”.

 

Según Benedicto XVI, las creencias judías de exist encia de las cámaras de gas durante la Segunda Guerra Mundial es enseñanza oficial de la Iglesia Católica.  Ella obliga bajo pena de exclusión del cuerpo de la Iglesia.  Esto es cisma y herejía escandalosa.

 

BENEDICTO XVI DICE QUE ÉL NUNCA ACEPTARÍA EN LA SOCIEDAD POLÍTICA A UN NEGADOR DEL “HOLOCAUSTO”

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 124: “Pregunta – Sin embargo, el Secretario General del Consejo Central de los Judíos en Alemania llegó a afirmar que el Papa introdujo en la sociedad política a un negador del holocausto (…)¿Todo esto no sugiere que, a la luz del caso Williamson, la relación con los judíos todavía está enproceso?  Respuesta – Una cosa que es evidente en todo esto es que todavía hay grandes temores y tensiones y que el diálogo es frágil y se puede dañar fácilmente.  En el conjunto de la comunidad judía internacional, hubo muchas personas que de inmediato salieron en mi defensa y dijeron que yo nunca introduciría en la sociedad política a un negador del holocausto.  Esas personas me conocen.  En ese sentido, una ruptura del diálogo estaba fuera de la cuestión”.

 

Puesto que la Iglesia es la sociedad más caritativa y delicada de todas, esto significa una vez más que él no aceptaría en la Iglesia a quien niegue el “holocausto”.  Para él, aceptar la visión judía de la historia acerca del “holocausto” y las cámaras de gas es un dogma.  Esto es cismático y escandaloso, pero muy revelador.  Esto demuestra que el antipapa Benedicto XVI es exactamente una herramienta diabólica de las fuerzas no católicas y anticristianas.  Téngase también en cuenta que mientras él declara que nunca aceptaría en la sociedad política a un negador del “holocausto” , él quiere y acepta en la sociedad política a un negador de Cristo (por ejemplo, sus amigos y líderes judíos).  Él por lo tanto, ha puesto la historia judía acerca de la Segunda Guerra Mundial por sobre la vida, muerte y resurrección de Jesucristo.  Esto es simplemente un hecho constatado.

 

BENEDICTO XVI HA RECIBIDO LA “COMUNIÓN” EN LA MANO

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 158: “Yo no me opongo en principio a la comunión en la mano; yo he administrado y recibido la comunión de esta manera”.

 

Algunos falsos conservadores dentro de la secta del Vaticano II sostienen que Benedicto XVI se opone a la “comunión” en la mano.  Ellos se equivocan, como de costumbre.  Benedicto XVI no sólo lo acepta, él la ha dado y la ha recibido en la mano.

 

EL PRIMER “ACTO PAPAL” DE BENEDICTO XVI FUE UNA CARTA ENVIADA A LA COMUNIDAD JUDÍA DE ROMA; ÉL DICE QUE LOS JUDÍOS TIENEN UNA “MISIÓN”

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 81: “… Pregunta – Su primer acto oficial como sucesor de Pedro fue una carta a la comunidad judía de Roma. ¿Fue este un gesto simbólico destinado a trasmitir un objetivo básico de supontificado ?  Respuesta – Por supuesto.  Debo decir que desde el primer día que comencé a estudiar teología, la unidad intrínseca del Antiguo y Nuevo Testamento, de las dos partes de la Sagrada Escritura, de algún modo fue clara para mí  (…) Luego como alemanes fuimos sacudidos por lo que ocurrió en el Tercer Reich, lo que nos dio una razón especial para mirar con humildad y vergüenza, y con amor, al Pueblo de Israel.  Como he dicho, ya fue durante mis estudios de teología que estas cosas se juntaron y comenzaron a formar mi pensamiento como teólogo.  Por esta razón, fue claro para mí – aquí, también, en plena continuidad con el Papa Juan Pablo II – que esta nueva, amorosa, comprensiva interrelación de Israel y la Iglesia, donde cada uno respeta el ser y la misión distintiva del otro, habría de desempeñar un papel esencial en mi anuncio de la fe cristiana”.

 

Benedicto XVI confirma el simbolismo y significado detrás de su decisión de hacer que su primer acto oficial sea una carta a la comunidad judía.  Él explica que esta nueva interrelación con los judíos implica el respeto por su “misión” distintiva.  Si él considera que los judíos tienen una misión “válida”, entonces él considera que el judaísmo después de Cristo es una religión válida.  Esto es apostasía.  Él respeta y valida la negación de Jesucristo y la práctica de la ley antigua, la cual se volvió espiritualmente mortal después de la promulgación del Evangelio.

 

Papa Eugenio IV, Concilio de Florencia, 1441, ex cathedra:
La Santa Iglesia Romana firmemente cree, profesa y enseña que las legalidades del Antiguo Testamento, o sea, de la Ley de Moisés, que se dividen en ceremonias, objetos sagrados, sacrificios y sacramentos  (…) cesaron una vez venido nuestro Señor Jesucristo  (…) y empezaron los sacramentos del Nuevo Testamento  (…) Denuncia consiguientemente como ajenos a la fe de Cristo a todos los que, después de aquel tiempo (la promulgación del Evangelio), observan la circuncisión y el sábado y guardan las demás prescripciones legales y que en modo alguno pueden ser partícipes de la salvación eterna…”.

 

Papa Benedicto XIV, Ex quo primum, # 61, 1 de marzo de 1756: “La primera consideración es que las ceremonias de la ley mosaica fueron derogadas por la venida de Cristo y que ya no pueden ser observadas sin pecado después de la promulgación del Evangelio”.

 

Papa Pío XII, Mystici Corporis Christi,# 29-30 , 29 de junio de 1943: “Y, en primer lugar, con la muerte del Redentor, a la Ley Antigua abolida sucedió el Nuevo Testamento (…) en el patíbulo de su muerte Jesús abolió la Ley con sus decretos [Ef. 2 ,15 ] (…) y constituyó al Nuevo en su sangre, derramada por todo el género humano .  Pues, como dice San León Magno, hablando de la Cruz del Señor,de tal manera en aquel momento se realizó un cambio tan evidente de la Ley al Evangelio, de la Sinagoga a la Iglesia, de lo muchos sacrificios a una sola hostia, que, al exhalar su espíritu el Señor, se rasgó inmediatamente de arriba abajo aquel velo místico que cubría a las miradas el secreto sagrado del templo. En la Cruz, pues, murió la Ley Vieja, que en breve había de ser enterrada y resultaría mortífera…”.

 

BENEDICTO XVI HABLA DE LA HEREJÍA DE LA EVOLUCIÓN COMO SI FUERA UN HECHO

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 151: “Podríamos decir, si queremos decirlo así, que la evolución ha traído la sexualidad con el propósito de reproducir la especie.  Lo mismo es cierto desde el punto de vista teológico”.

 

BENEDICTO XVI DICE QUE LA HOMOSEXUALIDAD PODRÍA SER CONGÉNITA

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 152: “Si alguien tiene inclinaciones homosexuales profundamente arraigadas – y ello todavía es una cuestión abierta de si esas inclinaciones son realmente innatas o si surgen desde la primera infancia – si, en cualquier caso, ellas tienen poder sobre él, esta es una gran prueba para él, al igual como otras pruebas pueden afectar a otras personas también”.

 

Innato significa “congénito”. Es decir que algunas personas pueden nacer como homosexuales. Esto contradice la enseñanza bíblica sobre a abominación antinatural de la homosexualidad (véase Romanos 1).

 

BENEDICTO XVI DICE “COMPRENDER” POR QUÉ LA GENTE RECHAZA A LA IGLESIA CATÓLICA

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 31: “Pregunta – Y no obstante, es difícil para mucha gente en estos días atenerse a la Iglesia .  ¿Puede entender por qué las personas la abandonan en señal de protesta? Respuesta – Yo lo entiendo.  Me refiero, por supuesto, sobre todo a las víctimas.  Es difícil para ellos conservar la creencia de la que la Iglesia es una fuente de bien, que ella comunica la luz de Cristo, que ella ayuda a la vida de las personas.  Yo puedo comprender eso”.

 

Obviamente Peter Seewald no le está preguntando a Benedicto XVI si es intelectualmente capaz de procesar por qué esas personas han decidido abandonar la Iglesia.  Benedicto XVI sabe y puede procesar por qué ellos la abandonan.  Más bien, Seewald está preguntando – y Benedicto XVI obviamente entiende el significado de la pregunta – si él puede ver alguna posible justificación a que ellos rechacen la Iglesia Católica.  Benedicto XVI responde que sí.

 

BENEDICTO XVI ADMITE QUE LOS COLEGIOS “CATÓLICOS” DEL V-2 SON UNA BURLA

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 140: “P regunta ¿Cómo es posible que en muchos países occidentales un niño pase años estudiando la religión católica en la escuela, y sin embargo en su graduación sabe más sobre el budismo que de los principios básicos del catolicismo, que incluso puede que no sea capaz de reconocer?Todo esto ocurre en un sistema que está bajo la responsabilidad de la diócesis.R espuesta – Esa es una pregunta que yo también me hago. Todos los niños en Alemania tienen nueve a trece años de religión en la escuela.  Por qué, a pesar de ello captan tan poco, si se me permite decirlo así, es incomprensible”.

 

BENEDICTO XVI DICE QUE EL VATICANO II CONTIENE NUEVAS DEFINICIONES

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 65: “Sobre todo, el Concilio ha tomado y realizado su gran misión al definir de un modo nuevo el objetivo de la Iglesia, así como su relación con la era moderna, y también la relacimón de la fe de este tiempo con sus valores”.

 

BENEDICTO XVI DICE QUE LA IGLESIA NO OFRECE UN SISTEMA MORAL

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 176: “La Iglesia no está aquí para colocar cargas sobre los hombros de la humanidad, y ella no ofrece algún tipo de sistema moral”.

 

Romanos 3, 31: “¿Anulamos, pues, la Ley con la fe? No ciertamente, antes la confirmamos”.

 

BENEDICTO XVI DICE QUE LA REGULACIÓN NATURAL DE LA NATALIDAD ES UNA FORMA DE VIDA

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 147: “Pregunta – Pero, ¿en realidad la Iglesia rechaza cualquier tipo de regulación de la concepción ? Respuesta – No .  Después de todo, todo el mundo sabe que la Iglesia afirma la regulación natural de la concepción, que no sólo es un método, sino también una forma de vida”.

 

BENEDICTO XVI DICE QUE LA ENSEÑANZA [HERÉTICA] DEL VATICANO II SOBRE EL PROTESTANTISMO Y LA “ORTODOXIA” ORIENTAL ES OBLIGATORIA

 

Benedicto XVI, Luz del Mundo, 2010, p. 94-96: “Pregunta – ¿Es realmente cierto que el Papa no considera a los protestantes como iglesia, sino, a diferencia de la iglesia de oriente, sólo como una comunidad eclesial?  Está distinción suele ser muy despreciable para muchos.  Respuesta – La frase ‘comunidad eclesial’ es un término utilizado por el Segundo Concilio Vaticano.  El concilio aplicó una regla muy simple respecto a estas cuestiones.  Iglesia en sentido propio, tal como la entendemos, existe donde el oficio episcopal, como expresión sacramental de la sucesión apostólica, está presente – lo que también implica la existencia de la eucaristía como un sacramento que es administrado por el obispo y el sacerdote. Si este no es el caso, entonces se trata de la aparición de otro modelo, una nueva forma de entender lo que la Iglesia es, que con el Concilio Vaticano II designamos por el término ‘comunidad eclesial’.  La palabra tenía por objeto indicar que estas comunidades encarnan una forma diferente de ser iglesia.  Como ellos mismos insisten, ello no es precisamente el mismo modo en el que las Iglesias de gran tradición de antigüedad son Iglesias, sino que se basa en una comprensión nueva, según la cual una Iglesia consiste, no en la institución, sino en el dinamismo de la Palabra que reúne a la gente en una congregación (…) Pregunta – ¿Y ni siquiera un Papa puede ofrecer una definición alternativa de Iglesia? Respuesta – No.  Él no tiene autoridad sobre eso.  El Concilio Vaticano II es obligatorio para él”.

 

Citamos este pasaje largo porque es importante.  Nótese que ni siquiera es una pregunta a Benedicto XVI de si los cismáticos orientales son parte de la Iglesia; sino que él da por hecho que lo son.  Benedicto XVI luego explica la distinción de la secta del Vaticano II entre “Iglesias” y “comunidades eclesiales”.  Las sectas protestantes, él explica, no son “Iglesias” en el sentido propio simplemente porque no tienen obispos válidos.  Según él, ellos siguen siendo parte de la Iglesia; pero ellos simplemente encarnan “una forma diferente de ser Iglesia”.  Esto en cuento al dogma católico de que los herejes están fuera de la Iglesia.  Él no excluye a las sectas protestantes de la única verdadera Iglesia; él las identifica como “iglesias comunidades ( eclesiales)” dentro de la Iglesia, a pesar de que ellas carecen de la distinción de “genuinas iglesias particulares” que se les concede a los cismáticos orientales.  Todo esto es herético e ilustrativo de la nueva religión.  Benedicto XVI luego declara que esta enseñanza herética sobre la Iglesia, que él acaba de explicar – una enseñanza completamente nueva sobre los protestantes y cismáticos que niegan el papado, el Vaticano I y la unidad de la Iglesia – es obligatoria.  Esto refuta a los falsos tradicionalistas.  Ellos consideran que Benedicto XVI es Papa, pero ignoran su apostasía y gran parte de su nueva religión.  Ellos no pueden decir que hay “Papa” y rechazar su enseñanza obligatoria.

 

BENEDICTO XVI SÍ APROBÓ EL USO DE LOS PRESERVATIVOS

 

El libro de Benedicto XVI, Luz del Mundo, estuvo en los titulares de noticias en todo el mundo cuando se informó que él justifica el uso del condón.  Puesto que el pasaje en cuestión es un tanto largo, y un sin número de personas se han esforzado deshonestamente en darle una explicación, les remitimos a nuestros videos que hicimos sobre este tema (por ahora sólo en inglés).

 

Benedicto XVI sí aprobó el uso del condón (parte 1) [video inglés]
Benedicto XVI sí aprobó el uso del condón (parte 2) [video inglés]

 

Sin embargo, cabe señalar que mientras el mundo se centró sobre este único pasaje sobre los condones – y los falsos tradicionalistas hicieron su “cruzada” para darle una explicación – el libro contiene muchas herejías.  Esto sirve para ilustrar la locura de los defensores de Benedicto XVI.  Ellos están luchando con dientes y uñas para probar que Benedicto XVI no justifica los condones (y se equivocan), mientras que permanecen ajenos al hecho de que en el mismo libro él claramente niega el papado (que es la verdadera garantía de la enseñanza católica contra los condones).  Véase la primera herejía expuesta en este artículo.

 

En su libro, Luz del Mundo, hay otras declaraciones que entran en conflicto con la enseñanza católica; pero esto debería ser suficiente para demostrar que Benedicto XVI no es católico.

 

UN HEREJE NO PUEDE SER UN PAPA VÁLIDO

 

Es un hecho probado que Ratzinger (Benedicto XVI) es un hereje no católico.  La Iglesia católica enseña que un hereje no puede ser un Papa válidamente elegido, puesto que un hereje no es un miembro de la Iglesia católica.  Ratzinger, quien ahora es Benedicto XVI, es un antipapa no católico cuya elección fue totalmente nula e inválida .

 

Papa Pablo IV, bula Cum ex apostolatus officio, 15 de febrero de 1559: “6. Agregamos, [por esta Nuestra Constitución, que debe seguir siendo válida en perpetuidad, Nos promulgamos, determinamos, decretamos y definimos:] que si en algún tiempo aconteciese que un obispo, incluso en función de arzobispo, o de patriarca, o primado; o un cardenal, incluso en función de legado, o electo Pontífice Romano que antes de su promoción al cardenalato o asunción al Pontificado, se hubiese desviado de la fe católica, o hubiese caído en herejía:

 

(i) o lo hubiese suscitado o cometido, la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto;

(ii) y de ningún modo puede considerarse que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos.
(iii) Tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes…
(vi) los que así hubiesen sido promovidos y hubiesen asumido sus funciones, por esa misma razón y sin necesidad de hacer ninguna declaración ulterior, están privados de toda dignidad, lugar, honor, título, autoridad, función y poder

 

10. Por lo tanto, a hombre alguno sea lícito infringir esta página de Nuestra Aprobación, Innovación, Sanción, Estatuto, Derogación, Voluntades, Decretos, o por temeraria osadía, contradecirlos. Pero si alguien pretendiese intentarlo, sepa que habrá de incurrir en la indignación de Dios Omnipotente y en la de sus santos Apóstoles Pedro y Pablo.


Dado en Roma, junto a San Pedro, en el año de la Encarnación del Señor 1559, XV anterior a las calendas de Marzo, año 4º de nuestro Pontificado

 

+ Yo, Pablo, obispo de la Iglesia católica…”

 

San Roberto Belarmino: “Un papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia.  Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia.  Este es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción”. (De Romano Pontifice, II, 30)

 

Enciclopedia Católica, “Papal Elections” [Las Elecciones Papales], 1914, Vol. 11, p. 456: “Desde luego, la elección de un hereje, de un cismático, o de una mujer [como Papa] será nula e inválida.

 

(Este artículo puede ser citado, difundido y copiado con la condición de que se indique a su autor o nuestro sitio web: www.vaticanocatolico.com, Derechos reservados © 2011 Monasterio de la Sagrada Familia).

 

Notas:

[1] The Papal Encyclicals [Las Enciclicas Papales], edición inglesa,, Vol. 1 (1740-1878), p. 256

[2] Decrees of the Ecumenical Councils [Los Decretos de los Concilios Ecumenicos], edición inglesa,, Sheed & Ward and Georgetown University Press, 1990, Vol. 1, p. 479.

[3] Von Pastor, History of the Popes[Historia de los Papas], edición inglesa, II, 346; citado por Warren H. Carroll, A History of Christendom[Una Historia de la Cristiandad], Vol. 3 (The Glory of Christendom[La Gloria de la Cristiandad]), edición inglesa, Front Royal, VA: Christendom Press, p. 571.

 

www.vaticanocatolico.com