Archivo de las Herejías Recientes post-elección del Antipapa Benedicto XVI

 

Por el Hno. Miguel Dimond, O.S.B.

 

Nota introductoria: * Un hereje es un bautizado que rechaza un dogma de la Iglesia Católica Romana. Un cismático es quien niega estar en comunión con el Papa verdadero o con los verdaderos católicos. Un apóstata es quien rechaza por completo la fe cristiana. Todos los herejes, cismáticos y apóstatas se separan automáticamente de la Iglesia Católica (Pío XII, encíclica Mistici corporis, 29 de junio de 1943). Por lo tanto, quien es hereje no es católico (Papa León XIII, encíclica Satis cognitum, 29 de junio de 1896). Y la mayoría de los herejes están convencidos que no niegan dogma alguno, cuando en realidad sí lo hacen.  Esta página se actualizará periódicamente.  (Todo el énfasis, como negrita, subrayado y cursiva no es necesariamente la del autor citado.)

 

- 27 de octubre de 2011 -

 

El evento en Asís de Benedicto XVI - ¿Qué tan grave fue?

 

Hubo aproximadamente 300 representantes de varias falsas religiones en el encuentro de oración interreligioso de Benedicto XVI el 27 de octubre. De los 300, hubo 10 oradores. Aquí presentamos partes de algunos de los discursos. Todos esos discursos fueron aprobados por Benedicto XVI porque fue por él que se hicieron. De hecho, Benedicto XVI los conocía y aprobó el contenido de cada discurso antes que fueran dados.

 

27 de octubre de 2011, discurso de Acharya Shri Shrivastsa Goswami, representante de la religión hindú del templo de Sri Radharamana: “¡Oh infinito Señor corpóreo! Os veo en cada mano y en cada pie, en cada ojo y en cada cabeza, en cada nombre y ser. Me inclino ante ti en todos ellos. El hinduismo es una peregrinación desde la ignorancia a la verdad, desde la muerte a la inmortalidad. De Krishna a Buda, de Mahatma Gandhi a Martin Luther King Jr., al obispo Tutu – todos ellos peregrinos de la verdad declaran que no hay camino para la paz. La paz en sí misma es el camino (…) El diálogo será un ejercicio inútil a menos que lo emprendamos con humildad, paciencia, y el deseo de respetar al ‘otro’ y sin querer también lo mismo a cambio. Esto nos dará el poder de decir ‘no’ a todo tipo de injusticia. Se requiere de mucho coraje y ese coraje sólo vendrá de la oración. Unámonos, pues, a Sri Caitanya Mahaprabhu, el gran maestro espiritual del siglo XVI, en su oración: ‘Yo no deseo riqueza ni placeres mundanos, ni tampoco busco fama o nombre. Sólo pido que pueda servir a los demás con amor’. Esta es una ardua empresa. Ello requiere que vemos de nuevo lo que los antiguos Vedas declararon: que la verdad es uno - y al mismo tiempo, se profesa en muchas maneras diferentes. OmShantih, Shantih, Shantih[1].

 

El líder hindú comienza declarando que todo ser humano es Dios. En este discurso vemos la promoción de la audaz blasfemia del panteísmo – que Dios está en todo. El hindú luego invoca a un antiguo líder “maestro espiritual” hindú, en cuento pide a todos los presentes a unirse a él en su oración.

 

27 de octubre de 2011, discursodeJa-Seung, presidentede la Orden budista coreana “Jogye: “Todo está interconectado. Vosotros y yo no existimos como individuos separados, sino que estamos todos íntimamente conectados unos con otros. El budismo ofrece una visión de esta verdad a través de la doctrina del Origen Dependiente. También gustaría que se me unan en una ‘fraternidad de la Paz’, de modo que la convivencia y el respeto mutuo sea posible en este mundo, sin importar la religión, raza y cultura (…) Queridos líderes religiosos, la ‘Declaración por la Paz Religiosa’ de la Orden budista coreana Jogye promueve el respeto mutuo entre los diferentes credos”[2].

 

En este discurso esta aprobada la promoción mundial de la falsa religión y las doctrinas del budismo.

 

27 de octubre de 2011, discurso de la profesora Julia Kristeva, representante de los no creyentes: “Las palabras de Juan Pablo II, ‘¡No tengáis miedo!’, no estaban dirigidas sólo a los creyentes, animándolos a resistir el totalitarismo. El clamor de aquel Papa, el apóstol de los derechos humanos, también nos insta a no temer a la cultura europea, sino, por el contrario, nos impulsa hacia el humanismo: vincular el humanismo cristiano y aquello que, surgió desde el Renacimiento y la Ilustración, tiene como objetivo abrir los caminos inseguros a la libertad. Hoy quisiera agradecer al Papa Benedicto XVI por invitar a venir aquí por primera vez a algunos humanistas. Esto es todo un evento (…) Hoy en día lejos de la desglobalización, es necesario crear nuevas normas internacionales para la regulación y control del sector financiero y económico mundial y, eventualmente, la creación de una autoridad en la ética y solidaridad universal[3].

 

En este discurso, Benedicto XVI ofrece un foro mundial a un líder oficial de la gente que no cree en Dios. Benedicto XVI dio a los no creyentes, un foro mundial para promover el agnosticismo, el humanismo, y sus otras falsas creencias. Este líder agnóstico también promueve agresivamente un único sistema mundial que controle y regule todos los aspectos de la vida en la tierra.

 

27 de octubre 2011, discurso del Profesor Wande Abimbola – portavoz de la “Ifá y religión yoruba en el mundo”: “En primer lugar, permítanme expresar mi profunda gratitud al Santo Padre, el Papa Benedicto XVI, por haberme invitado a participar en el Día de reflexión, diálogo y oración por la Justicia y la Paz en el mundo. Estoy seguro de que hablo en nombre de los dirigentes y practicantes de las religiones indígenas de África y el mundo en general cuando digo que estamos encantados de ser incluidos en este histórico y trascendental evento. Que el Santo Padre continúe fuerte en cumplir su misión y el destino de los pueblos del mundo. En segundo lugar, les doy mis saludos y el saludo de los pueblos de África y de los miembros de la religión Yoruba en todo el mundo, de la cual soy portavoz. Yo soy un portavoz de los que me enviaron. No estoy hablando a título personal. La autoridad espiritual con la que les hablo es de los que me enviaron. Ha llegado el momento de que los líderes de todas las religiones del mundo tengan un nuevo estado de ánimo en darle a las religiones indígenas el mismo respeto y consideración que las demás religiones. No podemos tener paz en el mundo cuando faltamos al respeto, abusamos o despreciamos a nuestros vecinos. Un requisito fundamental para la paz, por lo tanto, es que todos los pueblos de fe tengan respeto y amor por el otro. Relacionémonos con las personas sobre la base de su carácter, no sobre las religiones que practican o las denominaciones a las que pertenecen. Trabajemos todos juntos por un mayor respeto, amor y justicia, mientras que al mismo tiempo nos aferramos a los principios de las religiones a las que adherimos. Debemos recordar siempre que nuestra propia religión, junto con las religiones practicadas por los demás, son válidas y preciosas a los ojos del Todopoderoso, creador de todos nosotros con plurales y diferentes formas de vida y sistemas de creencias. Respetar a nuestros semejantes y a las mujeres no es suficiente. También tenemos que desarrollar un profundo respeto por la naturaleza. Si a la naturaleza, nuestra Madre, le damos al menos la debida consideración y honor en nuestros pensamientos y acciones, los seres humanos no podrán encontrar la verdadera paz y tranquilidad que todos estamos buscando... [A continuación, comienza a decir una oración]

 

Ifa n lo lee gbolomi tutu niyawo
Aya Ifa tutu jomi he aquí
Baraa mi Erigi Alo
Ifá he gbolomi tutu niyawo
Sí Ifa tutu jomi he aquí

Adeyeri, un sacerdote de Ifá de Alaraan Adetutu,
Un sacerdote de Ifá de Ajiforanghogbola,
Estos son los sacerdotes de Ifá que adivinan para Orumila
El día en que iba a casarse Ella se bañó con agua fría
Como resultado, la vida de Ifá se volvió más fría que el agua
Mi Gran Señor, Erigi Alo,
Ifa se casó con Ella la que se bañó con agua fría
La vida de Ifá se volvió más fría que el agua.

 

El versículo que acabo de citar es una referencia a Olokun, la última esposa y más querida de Ifá. Que las aguas frescas de Olokun, desde las profundidades de los océanos, traigan frescura, amor, tranquilidad y paz para todos nosotros y para nuestro mundo que está lleno de disensiones, odio, guerra e intolerancia”[4].

 

Al comienzo de su discurso, Abimbola expresa su profunda gratitud a Benedicto XVI por invitarlo a este evento y permitirle promover su falsa religión. En segundo lugar, Abimbola exige que se le dé a la satánica religión Yoruba el mismo respeto que a otras falsas religiones de todo el mundo. En tercer lugar, anima a la gente a aferrarse a las religiones en las que creen. En cuarto lugar, dice, “debemos recordar siempre que nuestra propia religión, junto con las religiones practicadas por los demás, son válidas y preciosas a los ojos del Todopoderoso”.

 

En este discurso tenemos a Benedicto XVI promoviendo que todas las religiones son “válidas y preciosas a los ojos del Todopoderoso”. Esto es una blasfemia contra el Dios verdadero, la Santísima Trinidad. Abimbola luego declara que toda persona debe tener un respeto profundo por la naturaleza en sus pensamientos y acciones. Él dice que a menos que esto suceda, los seres humanos no encontrarán la verdadera paz. Abimbola luego invoca a los dioses falsos Olokun y Ifá - cantando oraciones a esos falsos dioses y agitando un sonajero. Después de su discurso, Benedicto XVI se levantó y estrechó la mano de Abimbola. Por lo tanto, Benedicto XVI dio su pleno apoyo público para lo que Abimbola dijo e hizo. Wande Abimbola fue uno de los 10 elegidos para dar un discurso durante la reunión. Wande Abimbola se sentó en el centro de la asamblea a dos espacios de Benedicto XVI. Abimbola representa a las religiones yoruba de África. He aquí algunos hechos acerca de la  “religión” yoruba de su propia página web:
http://www.yorubaorganization.com/?page_id=124

 

“Hoy en día existen cien templos en todo Nigeria, Benin, Togo, Ghana, dedicados a Ifa y Orisha. Allí, los seguidores realizan antiguos rituales con toques de tambores, cantos, danzas, sacrificios y comunicación con el Espíritu a través de la posesión (…) La comprensión de los secretos de las fuerzas espirituales invisibles es posible, sólo a través de la interacción directa con ellas. Es por eso que en la tradición mágica-religiosa yoruba, una de las principales funciones tiene una disciplina llamada Ifaiyа – que pretende establecer la conexión con las fuerzas espirituales que tienen su propia auto-conciencia (…) El conjunto de prácticas mágico-religiosas son muy eficientes porque los oráculos Yoruba se basan en las instrucciones enviadas desde el mundo espiritual”.

 

Como ya se mencionó, Abimbola invocó al falso dios Olokun. “Olokun es considerado el patrón de Orisa los descendientes de los africanos (…) Trabaja en estrecha colaboración con Oya (la deidad de los vientos) (…) Olokun se experimenta en las personificaciones masculinas y femeninas, dependiendo de qué región del África Occidental Él/Ella es adorado. Está personificada en varias características humanas (…) También gobierna la riqueza material, las habilidades psíquicas, el sueño, la meditación, la salud mental y la curación a base de agua (…) Algunos linajes Afro-Cubanos adoran a Olokun en conjunto con Yemoja. En el pasado los adoradores de la santería consideraban que estos dos Orisha eran las manifestaciones de unos a otros (…) Sin embargo, en África, Yemoja es la divinidad del río Ogun, en Nigeria y Olokun es considerada la madre de todos los cuerpos del agua...” (del artículo de Wikipedia sobre Olokun).

 

Como ya se mencionó, Abimbola también invocó al falso dios Ifá. “La adoración de Ifá originó en África occidental y se celebra en la religión Yoruba. También se celebra en la santería africana, África occidental y la Diáspora vudú, y de manera similar en los linajes Orisa Ifá en todo el mundo”. (del artículo de Wikipedia sobre Ifá).

 

La madre de Wande Abimbola es “una sacerdotisa de Sango”. “En la religión yoruba, el sango (también deletreado, Sango o Shango) (…) es quizás uno de los Orishas más populares, también conocido como el dios del fuego, el rayo y el trueno (…) Orisha [es una falsa tradición religiosa que implica la adoración de un dios falso en la religión Yoruba]. Algunos creyentes también consultan a un especialista en adivinación geomántica (…) Shango es venerado en el vudú haitiano, como un dios del trueno y del clima” (de los artículos de Wikipedia sobre Orisha y Shango).

 

Por lo tanto, Benedicto XVI invitó a un hombre para promover y orar a los dioses falsos – profanando así la basílica de San Francisco, que contiene el cuerpo de San Francisco. Benedicto XVI dio un foro mundial para la promoción del espiritismo y la adoración de la naturaleza, la magia y el vudú.

 

Concilio de Elvira, año 305: “Se decreta que los que en la edad adulta después de recibir el bautismo entren en los templos paganos para adorar a los ídolos, que es un crimen mortal y de suprema maldad, no serán admitidos a la comunión, incluso en la muerte”.

 

Como vemos en este concilio regional, en la Iglesia primitiva entrar en un templo pagano (cosa que hizo Juan Pablo II en Tailandia) para adorar a los ídolos era considerado la suprema maldad. Representaba una apostasía de la fe que incluso quienes se arrepentían eran admitidos sólo a la confesión (no la comunión). Si entrar en el templo pagano era considerado una apostasía tan severa, ¿qué dirían acerca de un supuesto líder de la Iglesia que convierte las propias iglesias católicas en los templos paganos para que los paganos puedan adorar a dioses falsos en ellos? Sin duda lo habrían considerado la suprema apostasía.


27 de octubre de 2011, saludo de bienvenida a Asís del “cardenal” Peter Turkson, presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz: “En octubre de 1986 por invitación del beato Juan Pablo II, los jefes y representantes de las Iglesias cristianas, comunidades eclesiales y religiones del mundo se reunieron aquí en Asís, la ciudad de San Francisco, para orar y ayunar por la paz. Ellos vinieron conscientes de que la ‘paz’, como lo declaró el Papa en esa ocasión, ‘tiene que ser construida sobre la justicia, la verdad, la libertad y el amor’, y que ‘las religiones tienen la necesaria función de ayudar a disponer los corazones humanos, para que la verdadera paz sea fomentada y preservada’. Veinticinco años después de esa reunión histórica, tengo el placer de darles la bienvenida de todo corazón en Asís, donde nos hemos reunido a invitación del Papa Benedicto XVI para celebrar el recuerdo de aquel momento de fraternidad y oración, y ser nuevamente ‘peregrinos de la verdad y peregrinos de la paz’. Nos hemos reunido aquí conscientes de un llamado común de vivir juntos en paz, un profundo anhelo que late sin cesar en nuestros corazones. La búsqueda incansable por lograr ese deseo nos hace compañeros de viaje. Venimos de diferentes tradiciones religiosas y de diversas partes del mundo para renovar y fortalecer la búsqueda de la verdad que cada uno de nosotros, fuera de nuestra propia tradición, nos hemos comprometido sin descanso. Venimos también a dar testimonio de la gran potencia de la religión para el bien, y para renovar el compromiso común de construir la paz, reconciliar los conflictos y llevar al hombre de vuelta en armonía con la creación”[5].

 

En el discurso de introducción de este evento, el apóstata “cardenal” declara que este encuentro de oración de Asís será una continuación de la primera reunión de oración de Asís de Juan Pablo II, en la que las “religiones del mundo se reunieron aquí en Asís, la ciudad de San Francisco, para orar y ayunar por la paz”. La oración con los líderes de las religiones no católicas siempre ha sido condenada como un pecado mortal. El apóstata “cardenal” luego declara que estos líderes de las religiones falsas, que están firmemente comprometidos con la propagación de sus falsas creencias, están “comprometidos sin descanso” con la verdad. Por último, él declara que las diferentes religiones falsas dan testimonio de la gran potencia de la “religión” para el bien. Esto significa que todas las religiones son buenas.

 

Discurso de Benedicto XVI de 27 de octubre de 2011 a los líderes de varias religiones del mundo: “Queridos hermanos y hermanas, Distinguidos Jefes y representantes de las Iglesias, comunidades eclesiales y religiones del mundo, queridos amigos:
“Veinticinco años han pasado desde que el beato Papa Juan Pablo II invitó por primera vez  a representantes de las religiones del mundo a Asís para rezar por la paz (…) Como cristiano quiero decir en este momento: sí, es cierto, en el curso de la historia, se ha utilizado la fuerza en el nombre de la fe cristiana. Lo reconocemos con gran vergüenza. Pero es absolutamente claro que esto fue un abuso de la fe cristiana, que contradice evidentemente su verdadera naturaleza (…) Los enemigos de la religión ―como hemos dicho antes― ven en la religión una de las principales fuentes de la violencia en la historia de la humanidad y por lo tanto exigen que desaparezca. Pero la negación de Dios ha llevado a mucha crueldad y en un grado de violencia que no conoce límites (…) Además de los dos fenómenos de la religión y de la anti-religión, una orientación más se encuentra en el creciente mundo del agnosticismo: personas a las que no se les ha dado el don de la fe, pero que sin embargo, en la búsqueda de la verdad, buscan a Dios. Esas personas no se limitan a afirmar: ‘No hay Dios’. Ellos sufren su ausencia y sin embargo, son interiormente llevados hacia él, en la medida que buscan la verdad y la bondad. Ellos son ‘peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz’. Ellos hacen preguntas de ambas partes. Ellos sacan de los ateos militantes la falsa certeza de quienes dicen saber que Dios no existe y los invitan a dejar de lado la polémica y se convierten en buscadores que no pierden la esperanza en la existencia de la verdad y en la posibilidad y necesidad de vivir de ella. Pero ellos también desafían a los seguidores de las religiones a no considerar a Dios como de su propiedad, como si perteneciera a ellos, de tal manera que se sienten reivindicados en el uso de la fuerza contra otros. Estas personas están buscando, están buscando al verdadero Dios, cuya imagen a menudo está oculta en las religiones debido a la forma en que la practican. Su incapacidad para encontrar a Dios es en parte responsabilidad de los creyentes, para que todos los creyentes purifiquen su fe, para que Dios, al Dios verdadero, se haga accesible. Por tanto, yo conscientemente invité a los delegados de este tercer grupo a nuestro encuentro de Asís, que no se limita a reunir a los representantes de las instituciones religiosas. Más bien se trata de un asunto de estar juntos en un viaje hacia la verdad, un asunto de tomar una posición decisiva por la dignidad humana y un asunto de compromiso común por la paz contra toda forma de fuerza destructiva. Por último, quisiera asegurarles que la Iglesia católica no bajará la guardia en su lucha contra la violencia, en su compromiso por la paz en el mundo. Estamos animados por el deseo común de ser ‘peregrinos de la verdad, peregrinos de la paz’. Gracias”[6].

 

En principal discurso de Benedicto XVI él vincula su propio evento con el evento original de Juan Pablo II. Él respalda el actuar de Juan Pablo II al invitar a los líderes de las diversas religiones falsas “para rezar por la paz”. Benedicto XVI dice que es una gran vergüenza se haya utilizado la fuerza en la historia del cristianismo. Benedicto XVI condena por lo tanto, las cruzadas y todas las guerras cristianas justas, que tuvieron lugar en la historia. Esto es una herejía. Los Papas han aprobado y bendecido las cruzadas.

 

Benedicto XVI afirma que los agnósticos (personas que no están convencidas de que Dios existe) son “peregrinos de la verdad”. Llamar a los incrédulos agnósticos “peregrinos de la verdad” es escandalosamente herético. Benedicto XVI luego dice que el hecho que los agnósticos no están convencidos de que hay un Dios es en parte ¡responsabilidad de los creyentes! Esta afirmación es directamente contraria a la Sagrada Escritura. La Sagrada Escritura dice que un hombre puede conocer la existencia de Dios por la luz natural de la razón y por la creación del mundo. La Biblia declara que aquellos que no creen en Dios son inexcusables. Benedicto XVI dice que la imagen de la verdad de Dios está oculta en las diferentes religiones falsas. Benedicto XVI termina su discurso herético diciendo que si los “creyentes” de las diferentes religiones falsas purifican sus “creencias”, podrán seguir conduciendo al pueblo al verdadero Dios. Esta es una apostasía de la fe católica. Cuando él habla de “creyentes”, él está claramente hablando de los líderes y miembros de las religiones no católicas.

 

Posteriormente, el 27 de octubre 2011, después de los discursos principales en el interior de la Basílica de San Francisco, los participantes se reunieron afuera de la Basílica. A los representantes de las distintas religiones se les dio el tiempo para orar en silencio y dar unas palabras renovando su compromiso con la “paz mundial”:

 

Palabras del líder Sikh Dr. Tarunjit Singh Butalia: “... el respeto y la estima, con el fin de ayudar a lograr una convivencia fraterna y pacífica entre las personas de los diferentes grupos étnicos, culturas y religiones[7].

 

Palabras del profesor Guillermo Hurtado, otro representante de los no creyentes de México: “Nosotros, los humanistas en el diálogo con los creyentes, nos comprometemos junto con todos los hombres y mujeres de buena voluntad en la construcción de un nuevo mundo en el que el respeto a la dignidad de cada persona, sus aspiraciones interiores y la libertad de actuar sobre la base de sus propias creencias, sea el fundamento de la vida en sociedad. Haremos todo lo posible para que los creyentes y no creyentes en la confianza recíproca puedan vivir la búsqueda compartida de la verdad, la justicia y la paz”[8].

 

Palabras de Benedicto XVI: “¡Nunca más violencia! ¡Nunca más la guerra! ¡Nunca más el terrorismo! ¡En el nombre de Dios, que cada religión traiga a la tierra justicia y la paz del perdón, de la vida y del amor!”[9].

 

Benedicto XVI dice que todas las religiones en la tierra pueden traer la justicia, la paz, el perdón y la vida. ¡Qué increíble muestra de la apostasía total y completa de la fe católica!

 

Después de las observaciones hechas por los líderes de las varias religiones falsas, el moderador del Vaticano dijo entonces: “Ahora vamos a observar un minuto de silencio durante el cual cada persona está invitada a rezar por la paz o desearla con ahínco, cada uno según los dictados de su conciencia”. A los representantes se les dio un tiempo para orar a sus falsos dioses. A continuación, a los diversos líderes religiosos falsos les dieron lámparas, y los participantes intercambiaron un saludo de la paz con los demás. Este intercambio incluyó el intercambio de Benedicto XVI de “un signo de la paz” con líder cismático “ortodoxo” y un rabino.

 

Hemos visto una vez más que en la reunión de oración de Asís, Benedicto XVI promueve toda clase de “religión” en el planeta. Benedicto XVI ha demostrado, una vez más, lo que hemos probado sobre su anti-pontificado. Protestar y denunciar la actividad en la reunión de oración de Asís no es suficiente para salvar vuestra alma. Sólo hay una fe que poseen los miembros de la Iglesia católica. Por lo tanto, quien desea conservar la fe católica, debe denunciar como fuera de la Iglesia a aquellos que no poseen la verdadera fe católica. Por lo tanto, se debe sostener la posición de que Benedicto XVI no tiene la fe católica y es un antipapa. Si no, esa persona se coloca fuera de la Iglesia católica y en camino directo al infierno junto con Benedicto XVI.

 

Discurso final de Benedicto XVI el 27 de octubre de 2001 por el “Día de reflexión, diálogo y oración por la paz”: “Desde mi corazón agradezco a todos ustedes aquí presentes por haber aceptado mi invitación de venir a Asís como peregrinos por la verdad y la paz y saludo a cada uno de vosotros con las propias palabras San Francisco: que el Señor te conceda la paz – “il Signore ti dia pace”[10].

 

Benedicto XVI dice una vez más que los miembros de todas las religiones, incluyendo a los representantes de los no creyentes, son “peregrinos de la verdad”. ¡Qué apóstata!

 

Discurso de Benedicto XVI del 28 de octubre de 2011 a las delegaciones que participaron en el Día Mundial de Oración por la Paz: “... Que esta amistad siga creciendo entre los seguidores de las religiones del mundo y con los hombres y mujeres de buena voluntad. Agradezco a mis hermanos y hermanas por su presencia fraterna. También quiero agradecer a los representantes del pueblo judío, que están especialmente cerca de nosotros, y a todos ustedes, distinguidos representantes de las religiones del mundo. Soy consciente de que muchos de ustedes han venido de lejos y han emprendido un camino arduo. Expreso mi gratitud también a los que representan a las personas de buena voluntad que no siguen la tradición religiosa, pero que están comprometidos con la búsqueda de la verdad. Ellos han estado dispuestos a compartir con nosotros esta peregrinación como un signo de su deseo de trabajar juntos para construir un mundo mejor. Mirando hacia atrás, podemos apreciar la visión del Papa Juan Pablo II en la convocatoria de la primera reunión de Asís, y la continua necesidad de que hombres y mujeres de diferentes religiones den testimonio juntos de que el viaje del espíritu es siempre un viaje de paz. Reuniones de este tipo son necesariamente excepcionales y poco frecuentes, sin embargo, son una expresión viva del hecho de que todos los días, a lo largo de nuestro mundo, la gente de diferentes tradiciones religiosas viven y trabajan juntos en armonía. Sin duda es importante para la causa de la paz que tantos hombres y mujeres, inspirados en sus convicciones más profundas, están comprometidos a trabajar por el bien de la familia humana”[11].

 

Benedicto XVI primero declara que los seguidores de las diferentes religiones falsas son “hombres y mujeres de buena voluntad”. Luego inmediatamente declara que los que “no siguen la tradición religiosa” también son “de buena voluntad”. Esto es herejía. Benedicto XVI también declara que las diferentes religiones dan testimonio conjunto sobre “el viaje del espíritu”. Esto quiere decir que las falsas religiones poseen y son guiados por el Espíritu Santo, el Espíritu de la Verdad. Benedicto XVI mezcla el Espíritu Santo con el espíritu del mal, porque el espíritu maligno es el que ha creado las falsas religiones del mundo. Benedicto XVI blasfema contra el Espíritu Santo, el Espíritu de la Verdad.

 

__________________________
Estas citas vienen del L’ Osservatore Romano, edición inglesa:

[1] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, p. 13.

[2] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, p. 13.

[3] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, p. 14.

[4] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, pp. 12-13.

[5] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, p. 6.

[6] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, pp. 8-9.

[7] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, p. 10.

[8] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, p. 10.

[9] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, p. 10.

[10] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, p. 11.

[11] L’ Osservatore Romano, 2 de noviembre de 2011, p. 16.

 

 

Imprimir está página

 

UN HEREJE NO PUEDE SER UN PAPA VÁLIDO


Es un hecho comprobado que Ratzinger (hoy Benedicto XVI) es un hereje no católico. La Iglesia Católica enseña que un hereje no puede ser válidamente elegido Papa, ya que un hereje no es miembro de la Iglesia Católica. Ratzinger, quien es ahora Benedicto XVI, es un antipapa no católico cuya elección fue absolutamente nula e inválida.


Papa Pablo IV, de la Bula Cum ex Apostolatus Officio, 15 de febrero de 1559: “6. Agregamos, [por esta Nuestra Constitución, que debe seguir siendo válida en perpetuidad, Nos promulgamos, determinamos, decretamos y definimos:] que si en algún tiempo aconteciese que un obispo, incluso en función de arzobispo, o de patriarca, o primado; o un cardenal, incluso en función de legado, o electo Pontífice Romano que antes de su promoción al cardenalato o asunción al pontificado, se hubiese desviado de la fe católica, o hubiese caído en herejía:


(i) …la promoción o la asunción, incluso si ésta hubiera ocurrido con el acuerdo unánime de todos los cardenales, es nula, inválida y sin ningún efecto;


(ii) y de ningún modo puede considerarse que tal asunción haya adquirido validez, por aceptación del cargo y por su consagración, o por la subsiguiente posesión o cuasi posesión de gobierno y administración, o por la misma entronización o adoración del Pontífice Romano, o por la obediencia que todos le hayan prestado, cualquiera sea el tiempo transcurrido después de los supuestos antedichos;


(iii) tal asunción no será tenida por legítima en ninguna de sus partes…


(vi) los que así hubiesen sido promovidos y hubiesen asumido sus funciones, por esa misma razón y sin necesidad de hacer ninguna declaración ulterior, están privados de toda dignidad, lugar, honor, título, autoridad, función y poder


10. Por lo tanto, a hombre alguno sea lícito infringir esta página de Nuestra aprobación, innovación, sanción, estatuto, derogación, voluntades, decretos, o por temeraria osadía, contradecirlos. Pero si alguien pretendiese intentarlo, sepa que habrá de incurrir en la indignación de Dios omnipotente y en la de sus santos Apóstoles Pedro y Pablo.


Dado en Roma, junto a San Pedro, en el año de la Encarnación del Señor 1559, XV anterior a las calendas de marzo, año 4º de Nuestro pontificado.


† Yo, Pablo, obispo de la Iglesia católica…”.

 

San Roberto Belarmino: “Un Papa que se manifieste hereje, por ese mismo hecho (per se) cesa de ser Papa y cabeza, así como por lo mismo deja de ser un cristiano y miembro de la Iglesia. Por tanto, él puede ser juzgado y castigado por la Iglesia. Esta es la enseñanza de todos los Padres antiguos, que enseñaban que los herejes manifiestos pierden inmediatamente toda jurisdicción” (De Romano Pontifice, II, 30).

 

 

 

www.vaticanocatolico.com